16/4/17

Recuerdos

A la abuela y a mí nos encantaba ir juntas a pasear por el bosque. Caminábamos bajo las frondosas ramas, charlando sobre nuestras cosas, hasta que llegábamos al riachuelo. Entonces, ella me transformaba en el animal que yo quisiera: un lobo, una ardilla, una serpiente… Me dejaba a mi aire durante unas horas mientras se entretenía leyendo o haciendo punto. Antes de que empezase a oscurecer, la abuela deshacía el hechizo y regresábamos tranquilamente a casa para preparar la cena y dar de comer a los perros.

Una tarde, elegí adoptar la forma de un pajarillo y estuve sobrevolando las copas de los árboles. Fascinada por las majestuosas vistas del valle, me alejé demasiado y, al posarme para descansar, caí en una trampa de pegamento. Un hombre vino, me cogió y me metió en una pequeña jaula. He perdido la cuenta de los días que llevo aquí. La soledad me está matando. Espero que la abuela consiga dar conmigo antes de que me vuelva completamente loca.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...