29/12/15

Los mejores párrafos animalistas

Siempre ha habido gente preocupada por el trato que damos a los animales y algunos de los grandes escritores y pensadores de la historia han formado parte de esa corriente. Aquí os traigo una pequeña recopilación de pasajes animalistas con los que me he ido encontrando en mis lecturas. Si sabes de algún otro que no aparezca en este artículo, coméntamelo y lo añadiré.

29/11/15

Noches III

Voy en el tren de cercanías y son las siete de la tarde. Afuera, la noche ha caído de lleno sobre Madrid. Tres chicas salen del baño (¿desde cuándo hay baños en los trenes de cercanías?) hablando casi a voces. Su conversación me distrae de mi lectura.

―…y se asomó a la litera y había dos maricones, que encima eran moros, y estaban ahí, follando.

Deben tener poco más de veinte años. Llevan pantalones de chándal y abrigos brillantes con capucha. Llevan zapatillas deportivas y el pelo largo, alisado y con mechas.

―Joder, qué asco, no cuentes esas cosas.

Son chonis, jóvenes chonis que se preparan para abandonar el vagón en la próxima parada, en Villaverde Bajo. Juraría que una de ellas es mulata.

―Dios… ¿Y no se quedó traumatizada de por vida?

Frente a mí hay una joven con hijab acompañada por su bebé y, a mi izquierda, dos magrebíes que charlan animadamente en su lengua natal. No sabría decir si se han percatado de la conversación de las chonis, que, en un inesperado giro temático, versa ahora sobre el amor y el destino.

Las chicas se bajan del tren. La joven madre acaricia a su pequeño. Los magrebíes ríen sobre algo que sucedió en Plaza Castilla. Yo echo un vistazo al reloj, ansioso por llegar a mi destino.


11/11/15

Fragmentos sublimes de Literatura Universal

A veces estamos leyendo un libro y de repente nos sumergimos en un pasaje que nos deja sobrecogidos. Entonces no nos queda más remedio que volver atrás y leerlo de nuevo, quizás varias veces. Analizamos las frases y entendemos que sólo un gran maestro es capaz de crear semejantes maravillas. Aquí van unos cuantos ejemplos con los que me he ido encontrando a lo largo de los años.


15/10/15

La muerte pública de Fermín Torres

―¡Yo digo que le obliguemos a beberse su propia sangre! ―gritó una señora cuya voz parecía provenir del infierno. Entre la multitud volvió a elevarse un incontrolable estruendo de gritos y maldiciones. 

―¡Eso sería muy piadoso por nuestra parte! ¡Yo propongo ir cortando trozos de su cuerpo, cocinarlos y hacer que se los coma! ―berreó un tipo gordo empapado en sudor.

Atado a un poste, sangrando por la nariz y cubierto de magulladuras y moratones, Fermín Torres observaba a aquella turba que se extendía a sus pies. Cada vez que alguien hacía una propuesta, él se deshacía en carcajadas. De vez en cuando, lanzaba besos a los hombres, sacaba la lengua a las mujeres y escupía a niños y ancianos, desatando la ira de aquellas personas sedientas de venganza.

―Pues yo, pues yo…―dijo una niña harapienta a la que su madre había cogido en brazos para que se la pudiese escuchar mejor ―¡Yo digo que le cortemos el pito y que le saquemos los ojos y que le cortemos la lengua y que le cortemos los brazos! ―La ovación subsiguiente se escuchó a cientos de metros de distancia.

―¡Da igual lo que hagáis conmigo! ―gritó Fermín Torres―. Seguiréis siendo unos sacos de mierda con patas hasta el fin de los tiempos. ¡Ja, ja, ja!

―¡Amigos, por favor! ―dijo un joven de aspecto dulce y mirada inteligente intentando elevar la voz sobre el griterío―. En el nombre de la cordura, del progreso y de la compasión, os ruego un poco de serenidad. ¿No nos estaremos excediendo? ¿No estaremos rebajándonos al nivel de este individuo o incluso a algo peor? Entiendo que debamos acabar con su vida, pero, ¿por qué ensañarnos de esa manera? ¿Acaso llevarlo a tan elevadas cotas de sufrimiento borrará, en modo alguno, la mancha de su crimen?

―¡Cállate! ―le gritó un anciano de barba descuidada―. Tú llegaste a este mundo hace poco y no puedes hablar con propiedad.

―¡Haz caso a ese viejo apestoso! ―gritó Fermín Torres.

―¡Ese bastardo de lengua deletérea asesinó cruelmente a nuestro Dios! ―gritó el viejo señalando a Fermín Torres con un dedo escuálido y venoso.

La masa encolerizada estalló de nuevo. Los aldeanos se empujaban y apretaban contra la cerca de contención que les impedía llegar hasta el reo. Sus rostros se mostraban desencajados. No paraban de vociferar todo tipo de improperios y, en su desesperación, apretaban los dientes, gruñían como animales y se desgarraban las vestimentas. 

De repente, de entre las personas más alejadas, empezaron a llegar voces que decían: “Apartaos, apartaos. Dejad paso”. El tumulto fue calmándose al tiempo que una anciana coja iba abriéndose camino entre la gente. “Dejad paso a la Primera anciana”, continuaban las voces. 

Cuando la anciana llegó cerca de Fermín Torres, subió a un pequeño estrado que acababan de colocar y se dirigió al público con un tono firme y solemne.

―Estimados vecinos. Acabo de reunirme con el Consejo de los Mundos. Puedo aseguraros que este sujeto recibirá el castigo que realmente merece ―Después de que los gritos de alegría cesaran, la anciana continuó. ―El Consejo se ha comprometido con nosotros… ¡A denegar para siempre a Fermín Torres la entrada en cualquiera de los Mundos de la Red!

Por primera vez en varios días, la cara de Fermín Torres perdió todo atisbo de expresión. A su alrededor, la atmósfera empezó a colmarse de júbilo y él sintió que las fuerzas le abandonaban. Su mirada se cruzó unos instantes con la de la anciana, que le sonreía con malignidad mientras agitaba su mano en señal de despedida.

Cuando Fermín Torres abrió de nuevo los ojos, pudo ver que se hallaba en el interior de su cabina de realidad virtual. Intentó acceder de nuevo a la Red de Mundos, pero se encontró con un mensaje de acceso denegado. Probó de nuevo, una y otra vez, hasta que se dio cuenta de que no tenía sentido continuar. Era incapaz de asumir lo que le estaba sucediendo. ¿Desde cuándo podían echarte de la Red por tener un comportamiento antisocial?

Se desconectó de la cabina, abrió la mampara y, desesperado, accedió a su habitación. Aquello era una insoportable pesadilla. Buscó por todas partes, pero los apartamentos ya no eran como en otros tiempos. Ahora no tenían puertas ni ventanas. La única salida era la cabina, la realidad virtual, los millones de mundos de la Red. 

Fermín Torres se tumbó en el suelo en posición fetal y empezó a llorar como un crío abandonado.





12/10/15

Boj

Aquella noche tuve uno de los sueños más inquietantes de mi vida. Estaba en la sala de espera de un misterioso edificio con baldosines hexagonales en las paredes. El ambiente se encontraba saturado de una tensión agobiante. De pronto, un agitado enfermero decía: «Que pase el siguiente, por favor, dense prisa». Al parecer era mi turno. En la consulta había un enclenque doctor, calvo y con barba, acompañado por un gato blanco y negro con los ojos muy grandes y abiertos. El médico me preguntaba si era tal persona y yo le decía que no, que me había servido de engaños para poder llegar hasta allí, pues estaba muy enfermo. Entonces el gato empezaba a gruñir y a erizar el pelo. «Eso no le ha gustado a Boj» decía el médico. El felino se acercaba hasta la mesa del doctor y éste comenzaba a hablarle en algún extraño idioma similar al búlgaro. El gato estaba cada vez más alterado. El doctor levantaba un folio que se translucía ante mí. En él empezaban a perfilarse unas letras. Entonces yo recordaba el procedimiento. La gente enferma acudía a esa consulta y el gato Boj decidía su destino entre tres opciones: la sanación, la locura o la muerte. El médico se reía mientras continuaba hablando con el gato y las letras de la palabra LOCURA terminaban de formarse en el papel. Cuando desperté, estaba golpeándome la cabeza contra algo blando. Sí, sí, era una pared, una pared acolchada, y estuve gritando, gritando, gritando, pero nadie vino a ayudarme…


20/8/15

Retazos de pasado mañana en Amazon

Amores imposibles, insólitos poderes, turbios intereses que traspasan distancias estelares… El autor de RETAZOS DE PASADO MAÑANA nos ofrece 99 historias de ciencia-ficción muy breves, aproximadamente del tamaño de un tweet, con las que intentará hacernos sentir impactados y sobrecogidos. Todo un derroche de imaginación en un formato ameno y original. Una curiosa mezcla de parquedad, especulación y poesía.

Resérvalo por 0,99€ en http://bit.ly/retazosdepasadomañana

Si no tienes Kindle puedes descargar aplicaciones gratuitas para móvil y ordenador en: http://amzn.to/1IWEr7o


17/7/15

Todos los infiernos de la Tierra

Unos jóvenes capturan a un perro
y lo arrastran atado a una moto.
Después le acoplan un petardo gigante,
prenden la mecha y observan entre risas
cómo su cuerpo acaba hecho pedazos.

Un adolescente busca por Internet
cachorros en adopción.
Cuando los tiene en su poder,
los utiliza como sparring para sus perros
y comparte las fotos en Facebook
con comentarios jocosos.

Unos niños propinan una brutal
paliza a un burrito y después
lo violan con un palo.

Otros niños se dedican a reventar
gatitos de dos meses a patadas.

Y así podría continuar
hasta el jodido fin de los tiempos.

A menudo me pregunto qué sucede
en la cabeza de quienes opinan
que los derechos de los animales
no son una cuestión prioritaria. 



8/7/15

Pequeño poema con una larga nota al pie que probablemente le robe todo el protagonismo

Qué agradable puede resultar
el cuerpo de una mujer.

Con su sabor dulce y salado,
con su olor suave e intenso.

Con sus fluidos, sus sonidos,
sus perfiles, texturas y relieves.

Qué agradables son y qué pocas
veces me acompañan a la cama.



No veo nada malo en escribir un texto elogiando sólo el atractivo físico de las personas, del mismo modo que no veo nada malo en elogiar sólo el atractivo intelectual o el atractivo moral. La belleza, la inteligencia o la bondad son características que nos resultan positivas y que ejercen atracción sobre nosotros, pero nos vienen dadas por nuestros genes en gran parte, es decir, dependen mucho de la suerte. No comprendo esa obsesión por demonizar el hecho de admirar el físico y no otras cuestiones. No comprendo que se machaque a la gente que no está a gusto con su cuerpo y quiere hacer algo por cambiarlo mientras se elogia al que no está contento con sus conocimientos y hace algo por ampliarlos. Ambas cosas están bien siempre que no causen daño a otros, así que dejemos a la gente hacer lo que les lleve a ser más felices y pongamos las cosas en el lugar que les corresponde. Ni la belleza es una característica frívola o tonta ni la inteligencia es la panacea de la sublimidad. Son cosas que nos atraen, que incluso nos ponen a mil, y que nos han tocado en la lotería genética. 


5/7/15

Breve Historia Mundial contada desde el punto de vista de los animales

Hace unos cien siglos, los seres humanos empezaron a domesticarnos. En la actualidad, masacran y torturan a millones de nosotros cada día cuando podrían no hacerlo.


19/6/15

Nunca del todo

Esos domingos en los que
conduces por carreteras

desiertas, con el cielo
oculto tras las nubes,

el viento húmedo colándose
por la ventanilla y una canción
tranquila sonando en la radio.

Esos domingos en los
que (casi) consigues

olvidar todas las jaulas
de este mundo…

y a los inocentes que
desde su interior suplican
piedad con la mirada.



16/6/15

Somos el fruto del amor

Y aquí estamos
todos

con un montón
de espadas de
Damocles

―la muerte, el dolor,
la pérdida…―

pendiendo
sobre
nuestras cabezas.


10/6/15

Éntomos

He visto hembras de una extraña especie de abejas que nacen bajo tierra, en madrigueras individuales excavadas por sus madres en el suelo ardiente del desierto. Lo que se encuentran al asomarse al exterior por primera vez en sus efímeras vidas es una banda de machos enloquecidos y violentos que pelean a muerte entre sí por aparearse con ellas. Las pobres hembras son arrastradas de pronto hacia el centro de una lucha encarnizada en la que todos los machos intentan alejarlas de las garras de los demás. Algunas de ellas acaban con sus blancas cabezas arrancadas del cuerpo. Cuando todo termina no queda ningún macho vivo. Las hembras que han sobrevivido empiezan a excavar los túneles donde depositarán los huevos de los que nacerá la nueva generación destinada a sufrir y perpetuar esta masacre.

He visto a una chinche que cuida de sus crías, las cuales parecen un racimo de tomates cherry. Se pasa horas buscando frutos para sus bebés pero cuando encuentra el adecuado, otra chinche se lo roba. Cansados de esperar, sus hijos abandonan el nido. Cuando regresa a su hogar, descubre que se ha quedado sola y que ha fracasado en su misión. Pero el drama no termina aquí. Los pequeños prófugos se unen al nido de la chinche ladrona. Ésta los acepta sin poner ninguna objeción, pero tendrá que trabajar el doble para alimentar a su prole multiplicada. Al final, el esfuerzo extra la lleva a morir de agotamiento y los tomatitos cherrys se dan con ella un último festín antes de empezar su vida adulta.

He visto al llamado escarabajo de Darwin, que escala árboles de veinticinco metros de altura en busca de una hembra y que tiene dos monstruosas mandíbulas más largas que su propio cuerpo. Por el camino pelea con otros machos. El vencedor levanta a sus adversarios con sus mandíbulas y los arroja al vacío. Cuando por fin alcanza a la hembra, la obliga a copular y en cuanto acaba, la tira del árbol como ha hecho con los otros machos. 

Y también he visto millones de mariposas cubriendo juntas toda la superficie de un gigantesco árbol después de emigrar tres mil kilómetros y hormigas que cultivan hongos para alimentarse; y he podido ver moscas que caminan bajo las aguas de un mar envenenado de sal y escarabajos que se defienden lanzando chorros de ácido hirviendo.

Existen doscientos cincuenta millones de insectos por cada ser humano. Si se pusieran de acuerdo, nos exterminarían en lo que tarda un caballito del diablo en escapar de una telaraña. La gente dice que se duerme viendo los documentales de la 2, pero yo no sé si podré pegar ojo esta noche.



8/6/15

De todo menos de ti

Estaría bien pasar un rato contigo y olvidarme de todo.
     Olvidarme de la muerte y del sufrimiento.
     Del miedo y la soledad.

Que mis pensamientos sólo se preocupasen de ti.
     De analizar tu cara, tus gestos, tu respiración.

Olvidarme de todo menos de ti.

Tener unos minutos de tregua; unos instantes de paz.

    Y preocuparme sólo por la temperatura de tu piel,
          por la posición de tus labios,
               por el ángulo de tu espalda.

     Un rato así, contigo.

Un buen rato.



19/5/15

Una vez más

Es ese niño con la cara deforme
del que os hablé.

Lo veo desde mi ventana mientras
se dirige a la parada del autobús,
con su enorme mochila Adidas y
su lata de Coca-Cola.

Nada en su cara es lo que cabría esperar.

Nada se encuentra exactamente en su sitio.

Es un niño grande y
parece bastante fuerte.

Camina erguido, orgulloso,
mirando a la gente
con arrogancia.

No quiere nuestra compasión.

Él sabe mejor que nadie
lo inhumana que puede llegar
a ser la vida.

Él se ríe de nosotros.

Se mea sobre nuestros
problemas de mierda.

Lleva diez  o doce años en este mundo.

Diez o doce años siendo un monstruo.

Lo único que quiere de ti es
que cojas tu compasión
y te la metas por el culo.

Él ya sabe que nunca gustará
a ninguna niña.

Que apenas se
atreverán a mirarlo a la cara.

Ya lo tiene asumido.

Pero igualmente sabe
que no volverá a permitir
que se burlen de él.

Me lo imagino en el
despacho del director,
una vez más,
con la ropa manchada
de polvo y de sangre,
los nudillos amoratados
y una sonrisa victoriosa
en su boca desordenada.

Así es exactamente
como intuyo, o como creo,
o como espero que sean
las cosas cada vez que
lo veo desde mi ventana
caminando erguido
y orgulloso hacia la
parada del autobús.



8/5/15

Al alcance de la mano

Tengo grabadas en la memoria
varias escenas que me amargan la vida.
Es raro el día en que no
se me pasen por la cabeza.

Corresponden a vídeos y fotografías
que he tenido la desgracia de ver.
A vídeos y fotografías de
gente torturando animales.

Mi mente las recuerda mientras trabajo,
mientras paseo, mientras hago cualquier cosa.
Y siento que el odio me vuelve loco
y que la impotencia me desgarra por dentro.

Me entran ganas de arrastrar a esas
personas a las cotas más altas del sufrimiento.
Me entran ganas de tenerlos atados a una silla
y explicarles el motivo por el que están ahí.

Y entonces hacerles lo que ellos hicieron.
Hacérselo sin piedad, una y otra vez.
Y dejar pasar un tiempo para que sanen sus heridas.
Y después repetir, una y otra y otra vez.

Es lo que merecen.
Es lo que calmaría mi rabia.
Y es lo que nunca ocurrirá porque
ni el karma ni dios existen.

Ni siquiera existen unas leyes decentes que
los lleven a la cárcel cuando se descubren sus crímenes.
Unas leyes que pudieran disuadir
aunque sólo fuera a uno de estos malnacidos.

Ni dios ni el karma existen, es evidente.
Lo único que existe es un mundo lleno de
psicópatas que siempre tendrán
animales inocentes al alcance de la mano.


23/4/15

Selección de concursos literarios interesantes

Cada mes se convoca un sinfín de concursos literarios, pero desde mi punto de vista, sólo un pequeño porcentaje de ellos resulta de interés. Aquí os paso una selección de certámenes que vencen en mayo y junio, con un resumen de información relevante. Algunas de sus ventajas son que se puede participar por correo electrónico y que están dotados con buenos premios, la mayoría en metálico. Lo malo es que en este tipo de certámenes participa mucha más gente, por lo que se reducen las posibilidades de ganar. 

I CONCURSO DE RELATOS POLICÍACOS GRANADA NOIR
-Relatos de temática negro-criminal con un máximo de 1.000 palabras. 
-Hasta el 15 de mayo.
-100 euros al ganador y publicación electrónica junto a otros nueve finalistas. 

SER VAMPIROS, 80 AÑOS DE DRÁCULA EN ESPAÑOL
-Abierto a mayores de 18 residentes en la Comunidad de Madrid, estudiantes de las Universidades Carlos III de Madrid, Rey Juan Carlos y UNED y personas que tengan carnet de las bibliotecas de la Comunidad de Madrid.
-Relatos de vampiros de entre 4 y 7 folios mecanografiados a una cara, fuente tamaño 12, interlineado 1,5, páginas de 30-35 líneas. 
-Hasta el 17 de mayo.
-Premios a los seis primeros (vales de compra, estancias, pases, libros). 

IV CONCURSO DE POESÍA Y RELATOS BREVES LGTB "ME ATREVO CON PALABRAS"
-Relatos de temática LGTB de entre 15 lineas y dos páginas en Times tamaño 12 interlineado doble a una cara. 
-Hasta el 25 de mayo.
-Primer premio: 100 euros. Segundo premio: libros. 

III CONCURSO INTERNACIONAL DE RELATO BRUMA NEGRA
-Relatos de temática negra, de intriga o policíaca, con el mar como elemento integrante del relato de entre 1.000 y 3.000 palabras. 
-Hasta el 31 de mayo.
-300 euros al ganador y publicación en digital junto con cuatro finalistas. 

I CONCURSO DE MICRORRELATOS OJOS VERDES EDICIONES
-Relatos que contengan "ojos verdes"con un máximo de 200 palabras. 
-Hasta el 31 de mayo
-Se publicará un libro con los mejores. Al primero le darán 200 euros y cinco ejemplares, al segundo 75 euros y dos ejemplares y al tercero y cuarto, un ejemplar. 

IV CONCURSO DE RELATOS CORTOS ANDRÉS GUTIÉRREZ DE CEREZO
-Relatos de temática medieval de entre 7.000 y 15.000 caracteres con espacios.
-Hasta el 5 de junio.
-Premio de 250 euros al ganador y 100 al segundo. 

I CONCURSO MICRORRELATOS ERÓTICOS EDICIONES DE LETRAS 
-Relatos eróticos con un máximo de 10 lineas en Arial 12. 
-Hasta el 30 de junio.
-300 euros al ganador. Publicación de antología. 






16/4/15

El paso de los años

   Mi abuelo nunca nos contaba historias de sus tiempos. Decía que su vida había sido triste y absurda y que no tenía intención de aguarnos la fiesta. Sin embargo mi abuela sí que nos relataba muchas cosas sobre él. Siendo muy joven solía ir a tirar piedras a los señoritos del pueblo, que tomaban el aperitivo en su club privado. Mi abuelo y sus amigos pasaban muchas penurias y sentían un odio visceral por aquellas personas tan bien vestidas y alimentadas. Después llegó la guerra. «Abuela, ¿a cuánta gente mató el abuelo?» preguntábamos. «Ni él mismo lo sabe. Estaban allí en las trincheras y pegaban tiros con sus fusiles. Bien pudo haber matado a cien como a ninguno». Más tarde acabó preso. En la cárcel aprendió a leer y conoció a Miguel Hernández. Poco antes de que llegase el día de su ejecución, el cura de su pueblo intercedió por él y logró que lo indultasen. «Si no fuese por aquel cura, vosotros nunca habríais nacido» nos decía mi abuela, dejándonos completamente desconcertados. Un tiempo después de dejar atrás la prisión, se instaló en la capital y conoció a mi abuela. Se casaron, abrieron una tiendecita de ultramarinos y tuvieron a mi madre y a mis tías. Allá por noviembre del setenta y cinco, un tipo con bigotillo y gesto compungido apareció en la tele para dar una trascendental noticia. Mi abuelo se levantó, fue a la cocina y descorchó una botella de vino que tenía reservada para la ocasión. Los años pasaron y una triste mañana de julio, un cáncer de estómago terminó con la vida de mi abuela, y mi abuelo se volvió aún más reservado y taciturno, si es que eso era posible. Y así llegamos al momento actual. Una enfermera nos lo trae empujando su silla de ruedas por los pasillos de la residencia. Como siempre, no nos reconoce, pero acepta nuestra compañía. Un rato después empieza a llorar sin motivo. Luego relata incoherencias, nos llama por el nombre de otras personas o se vuelve loco de alegría cuando le damos una onza de chocolate. Entonces poso afectuosamente mi mano sobre su hombro y digo:
   ―Abuelo, gracias. De verdad, gracias por todo. 
   Él me mira afable, me sonríe y dice:
   ―¿Y usted quién es?



19/3/15

480 minutos

Vivimos en un país relativamente pequeño, con una población relativamente baja y unas leyes relativamente avanzadas. Estamos a años luz del contexto social en el que crecieron nuestras abuelas. Se puede decir que nuestra situación es poco menos que utópica desde el punto de vista de las mujeres que vivieron la Edad Media. Y aun así, sólo dentro de estas fronteras, una de nosotras es violada cada ocho horas, aunque este dato ignora las agresiones sexuales sin penetración. 

Son pensamientos que ocupan mi mente mientras vuelvo a casa sola en mitad de la noche. Y como les sucedió a todas y cada una de las mujeres violadas de este mundo, yo también albergo la esperanza de no ser la siguiente. 


19/2/15

Cucharita

Desperté sobresaltada en medio de la oscuridad y me arrastré por la cama hasta el ordenador. Acababa de tener un sueño que parecía perfecto para un relato. Me puse a escribir apresuradamente para que no se me olvidase ningún detalle:

Me gusta ir al bar de Susi. Allí siempre consigo inspirarme. Voy con mi cuaderno, pido una cerveza y empiezo a llenar página tras página. Aquella tarde se encontraban allí dos matrimonios, dos locos y dos mascotas. Todos miraban un telefilm llamado “Cambiadas al nacer”. En aquellos días yo estaba escribiendo un panfleto incendiario contra la iglesia. El marido de Susi, un negro fornido y reservado me miraba desde detrás de la barra mientras…

No tardé mucho en darme cuenta de que aquello no era más que un absoluto montón de mierda. Y es que en los sueños todo parece muy coherente e interesante; allí rigen otro tipo de leyes.

Marta emitió un gemido y se incorporó sobre la cama, apoyándose en los codos. Me miró con los ojos entornados y dijo:

―Pequeña, me has despertado con el ruido de las teclas. ¿Qué haces escribiendo? Ya te he dicho que no es lo tuyo. No lo haces bien. Mejor ven aquí conmigo y hazme la cucharita.

Entonces me levanté de la silla, encendí la luz, puse música a todo volumen y me marché a la cocina a fumar. A lo lejos, escuché que Marta gritaba «¡¡¡MALDITA ZORRA ASQUEROSA, APAGA ESA MIERDA AHORA MISMO O TE MATO!!!»



6/2/15

Trece segundos de desconfianza

Estaba en el cajero cuando un niño oriental de unos once años se me ha acercado por la izquierda. Enseguida he desconfiado de él y me he colocado tapando la ranura del dinero con mi cuerpo. No porque fuera un chico, ni porque fuera oriental, ni porque fuera pequeño. Simplemente porque no me fío ni de mi sombra. Acababa de empezar a llover y el niño me ha cubierto con su paraguas mientras me explicaba en un torpe castellano que los billetes son de papel y que se me podían estropear con la lluvia. Después me ha acompañado un rato, protegiéndome todavía de la tormenta y finalmente nos hemos despedido. Le he dado las gracias de todo corazón, no por evitar que me mojase, sino por permitirme contemplar una muestra de bondad pura en esta oscura tarde de noviembre. Mientras se alejaba he comprobado que mi cartera seguía en sus sitio y entonces me he marchado a casa.


3/2/15

En la oscuridad

Puedo ver las estrellas
y puedo ver el mar;
y la gente destruyéndose,
los niños envejeciendo
y el viento agitando
la basura de las calles.

Puedo ver las arrugas
naciendo en mi cara
y puedo ver las canas
creciendo en mi cabeza;
y el miedo
en hospitales e iglesias,
las ratas corriendo
entre los coches
y las gotas de lluvia
estrellándose contra el asfalto.

Puedo ver un futuro
que no existe
y puedo ver un tiempo
de segundos que no pasan;
y la sangre de los inocentes
en bandejas de poliestireno,
los vehículos invadiendo
mi barrio por las mañanas
y las portadas de todos los libros
que leeré este año.

Pero, por encima de todo,
puedo verte cada vez
que me refugio
en la oscuridad
de mis párpados cerrados,
en cada rincón
de mi atormentada memoria
y en cada lágrima que tu ausencia
me arranca de los ojos.





26/1/15

Los 50 mejores relatos de todos los tiempos

(Este post es una traducción libre de THE 50 BEST SHORT STORIES OF ALL TIME. Por desgracia hay algunos relatos que no están traducidos al español y/o no están colgados en Internet)

El relato es un arte que a veces se encuentra infravalorado. En el espacio de unas pocas páginas el autor debe tejer una historia convincente, crear personajes que interesen al lector y conducir la historia hacia su desenlace. Una hazaña que puede ser difícil de lograr incluso con un alto grado de experiencia. Sin embargo estos autores han conseguido dominar el arte de la narración breve, convirtiendo piezas comprimidas en obras memorables de la literatura que se quedan en la mente de los lectores durante mucho tiempo después de terminarlas. Así que si quieres leer algo entre clases, introducirte en el mundo de la literatura, o simplemente entretenerte un rato, elige alguno de estos relatos breves. 

10/1/15

Dos animalillos que follaron hace millones de años

Mejor no pienses que el universo
conspira contra ti.
A veces puede parecerlo,
pero lo cierto es
que no eres tan importante.

Es verdad que algunas personas
quieren joderte, pero, en general,
cada uno se encuentra absorto
en sus propios asuntos,
en intentar sacar los pies
de su propio charco de mierda.

Tu vida no es más que un pestañeo,
el latido de un corazón anfetamínico;
estás hecho de la misma materia
que las estrellas, pero también
de la misma materia
que las bolas de pelo
que vomitan los gatos.

Recuerda esto bien:
no pierdas el tiempo
buscando el sentido de la vida.
Eres el resultado
de una cadena de accidentes
prácticamente infinita.

Si cierta pareja de animalillos del mesozoico
no hubiese follado en el momento
justo en que lo hizo,
no existiríamos ni tú, ni yo,
ni las canciones de Radiohead,
ni tus compañeros de trabajo,
ni el edificio Chrysler de Nueva York,
ni los libros de Bukowski,
ni la dependienta del H&M
en la que piensas al masturbarte,
ni tus padres, ni tus hijos,
ni ninguna de las personas
de cuyas  decisiones
dependen nuestras vidas.

Recuerda bien todo esto porque quizás te ayude
a ver las cosas con cierta perspectiva.

Pero tampoco olvides que
si la verdad te resulta
demasiado insoportable,
siempre puedes unirte
a una de las numerosas religiones
de este mundo,
las cuales también existen
gracias al polvo que echaron
hace millones de años
aquellos dos animalillos.



7/1/15

Otro poema de amor

Nos enamoramos de
personas que no
nos convienen
y las personas
de las que nos
enamoramos se
enamoran
de personas que
no les convienen.

Nadie es conveniente
para nadie.
Tan solo lo somos
para nosotros
mismos y ni siquiera
esto es algo
que esté
del todo claro.

Al final, como se
suele decir,
nacemos y
morimos solos.
El mundo nos
devora y
nosotros
devoramos una
parte del mundo
mientras a
nuestro alrededor
todo se va llenando
de oscuridad
y de locura.




5/1/15

Poema de amor

Oxitocina,
dopamina,
adrenalina,
serotonina,
norepinefrina...

¡Que os jodan!

¡Que os jodan
a todas!



3/1/15

Hank


Hay quien dice que Bukowski está sobrevalorado. A mí me da igual. Disfruto como un loco leyendo sus novelas y relatos y gran parte de sus poemas. Ahora mismo estoy con Mujeres, su tercera novela, en la que su alter ego, Henry Chinaski, se dedica a hacer lo que le gusta: beber y follar. Aquí dejo un pequeño poema que escribí hace tiempo sobre este señor que tantos buenos ratos me hace pasar.



A Bukowski no
le pegaba su voz.

Tenía que haber nacido
con la voz de Tom Waits.

Hay un vídeo de
Tom Waits leyendo
un poema de Bukowski. 

Se te pone
la piel de gallina.

Cuando empecé a
leer a Bukowski
quise ser como él
porque quería
escribir como él. 

Ahora sé que
no puedo hacer
ninguna de las
dos cosas.

Y es mejor así.

Especialmente para
mis órganos internos.


2/1/15

Lo mejor que he visto y leído en 2014



Este año han caído 60 libros y 116 películas. Aquí os paso las diez mejores obras de cada tipo. Podéis ver las de 2013 pinchando aquí.

Libros


Películas 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...